Web Content Display Web Content Display

  • ¿Cada cuánto debo hacer una revisión al aceite de mis transformadores? 

    Es un hecho que los aceites aislantes sufren un proceso de envejecimiento o degradación química (Oxidación), por efecto de la temperatura y el tiempo de operación, proceso que se acelera con la presencia de agua, oxígeno, calor y otros catalizadores como el cobre, el hierro etc., dentro del transformador. Esta degradación influye directamente en el deterioro del papel aislante disminuyendo la vida útil del transformador.

    Es un hecho que los últimos diseños de los transformadores han sido optimizados notablemente, requiriéndose menos papel y aceite que antes, lo cual conlleva una desventaja: EL ACEITE SE OXIDA MAS RÁPIDAMENTE, puesto que trabaja en condiciones más exigentes de temperatura y tensión.

    En consecuencia el MANTENIMIENTO PREVENTIVO es en la actualidad una necesidad ineludible y por lo tanto tenemos que hacer un esfuerzo conjunto para estar al día con los últimos adelantos en esta materia y también OPTIMIZAR permanentemente los métodos preventivos tanto en diagnóstico como en mantenimiento.

    Por medio de las pruebas ASTM de NUMERO DE NEUTRALIZACIÓN Y TENSIÓN INTERFACIAL, se puede saber con exactitud la condición química del aceite, y con la ayuda del ÍNDICE DE CALIDAD se establece si dicho aceite está o no dentro de la franja que llamamos ACEITE LIBRE DE LODOS.

    La regla de oro en cuanto a los chequeos periódicos preventivos del aceite de los transformadores es tener información y seguridad que el aceite se encuentra en la franja FUERA DE LODOS. Dejar pasar los aceites de este límite no tiene ninguna ventaja económica por el contrario puede traer grandes perjuicios.

    Se recomienda efectuar estos chequeos al menos anualmente.
    (Tomado de conferencia DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE TRANSFORMADORES EN CAMPO de Dr. ERNESTO GALLO MARTíNEZ Oct-98 -TRANSEQUIPOS)

     
  • ¿Qué es una termografía y para qué sirve? 

    La temperatura y el consecuente comportamiento térmico de los sistemas generación y distribución de energía eléctrica y procesos industriales son los factores más críticos en la confiabilidad de cualquier operación o planta. Hasta ahora, la temperatura es la variable que más se mide y registra en un ambiente industrial. Por estas razones, la supervisión de la condición térmica de los equipos electromecánicos es considerada la clave para aumentar la confiabilidad en la operación.

    Dentro del ambiente natural que nos rodea, todo está irradiando una intensidad particular de energía térmica. La termografía infrarroja es una fotografía del calor. El ojo humano es incapaz de ver esta energía infrarroja a menos que la temperatura del objeto suba más de 5000 0C. Con un instrumento de registro de imagen infrarroja se puede detectar, proyectar en forma de imagen, medir y almacenar para análisis la energía térmica que rodea los objetos e, inclusive, los seres vivos, esto sin ningún contacto.

    La termografía infraroja (IR/T), como técnica de supervisión de la condición térmica, es utilizada para recopilar en forma remota, mediante un método no destructivo y de no contacto, la información térmica de prácticamente cualquier componente eléctrico de todo un sistema, desde la generación hasta el usuario final.

    Cualquier equipo, cuando opera bajo condiciones normales, tiene un comportamiento definido o típico desde el punto de vista térmico que puede ser registrado inicialmente como referencia por un equipo de termografía. El mismo equipo de termografía revelará entonces cualquier variación térmica que se presente con respecto al comportamiento de referencia registrado. Una desviación térmica localizada puede ser causada bien sea por una condición de sobrecalentamiento o por ausencia de calor. Esta información, al ser analizada, constituye la base para toma de decisiones en cuanto a reparaciones inmediatas o para llevar un registro de la variación de temperatura en el tiempo y prepararse para una reparación en el momento que sea oportuno. Un instrumento de termografía puede almacenar esta información para que sea completamente analizada con ayuda de computador, suministrando así una potencialidad de mantenimiento preventivo. El beneficio más importante que se obtiene de la termografía es que ayuda a localizar uno o varios componentes en vía de deterioro antes de que suceda una falla catastrófica.

  • ¿Para qué sirven las mediciones de calidad de tensión o voltaje suministrada por los operadores de red? 

    Sirven para hacer seguimiento al voltaje que está suministrando el sistema y así poder concluir cuáles y de qué magnitud son las anormalidades o eventos que afectan los procesos productivos en donde se realizan dichas mediciones. Otro aspecto que puede concluirse de un estudio de esta naturaleza son las condiciones reales de la red que permitan realizar las gestiones a que haya lugar ante el operador de red, de tal forma que se pueda mejorar la calidad del servicio o definir estrategias de mejoramiento en la protección de las instalaciones internas de los Clientes.

  • ¿Cómo se corrige el alto consumo de energía reactiva? 

    Mediante la instalación y puesta en servicio en la acometida de la planta de un sistema de compensación de energía (potencia) reactiva inductiva, compuesto por bancos de condensadores que conforman una carga reactiva capacitiva variable y que se van conectando o desconectando en forma manual o automática en la medida en que sube o baja la energía (potencia) reactiva inductiva.

  • ¿Cómo se calcula el cobro de energía reactiva? 

    En la Resolución Creg 082-2002, aparecen las siguientes definiciones:
    Artículo 11:.Transporte de energía reactiva. En caso de que la energía reactiva consumida por un Usuario, sea mayor al cincuenta por ciento (50%) de la energía activa (kWh) que le es entregada en cada periodo horario, el exceso sobre este límite en cada periodo, se considerará como energía activa para efectos de liquidar mensualmente el cargo por uso del respectivo sistema, de acuerdo con lo contenido en el Anexo No. 4 de esta Resolución. El Operador de Red, OR, podrá conectar equipos de medida de energía reactiva para aquellos usuarios de Nivel de Tensión 1, no residenciales, o fronteras comerciales, a fin de establecer cobro de energía reactiva. En resumen, para la energía reactiva inductiva se cobra el excedente sobre el 50% de la energía activa (esto es, equivalente factor de potencia igual a 0.894) que es entregada en cada período horario y la tarifa corresponderá al de la energía activa de cada hora en la que se presentó el excedente.